sábado, 15 de noviembre de 2014

CRISIS DE LOS TREINTA ANTICIPADA

La famosa crisis de los treinta es un hecho ineluctable, yo siempre he sido muy precoz así que me ha llegado un añito antes...
En cuestión de dos meses mi vida ha sufrido una transformación radical. He pasado de una estabilidad perfecta a una segunda adolescencia. A veces creo que he perdido la cabeza, que me he arrojado al vacío y estoy en una especie de caída libre. Todavía no sé cómo voy a aterrizar... He dejado mi zona de confort donde tenía prácticamente todo y me he adentrado en un terreno hostil del que no sé cómo salir.
Es probable que las primeras canas de mi melena me hayan pavorizado o será cierto lo que dice Paulo Coelho y la rutina es mortal?
Yo necesito emociones fuertes, chutes de adrenalina para sentirme viva y últimamente mi vida era tan tranquila, quizás demasiado... Me había convertido en la perfecta ama de su hogar , pero muchas veces antes de dormir sentía una fuerte presión en el pecho, no podía reprimir mi insatisfacción. Yo desde mi màs tierna infancia anhelaba otra vida, soy una mujer fuerte, independiente, con ambiciones no podía conformarme con una vida ordinaria. De la noche a la mañana he dejado todo y he vuelto a sumergirme en el caos que tanto me atrae... Al fin y al cabo el caos es el mejor generador del orden.
Y ahora doy un paso al frente pero retrocedo dos y me da miedo la enormidad donde nadie oye mi voz. Pero al menos veo con claridad lo que no quiero y estoy siendo fiel a mis valores y a mi misma. El universo ha conspirado a mi favor y me ha dado una segunda oportunidad para alcanzar mis sueños. De momento lo más fructífero es volver una vez más a cambiar de horizonte, alejarme de todo y todos para poder ver con claridad y esperar que esta vez mi catarsis sea la definitiva...

No hay comentarios:

Publicar un comentario