martes, 12 de junio de 2012

LAS PRINCESAS NO ENCAJAN EN ESTE MUNDO.

Ella era diferente, especial, incluso rara, como si fuera de una dimensión paralela y por un error del destino la hubieran colocado en un mundo que no le correspondía, que no estaba hecho para ella.
Muy pocas personas la entendían, y menos aun la conocían de verdad, ella era como un jeroglífico sin descifrar.
A causa de su fragilidad , por su extrema sensibilidad y por miedo a ser lastimada  evitaba mostrar su verdadera esencia. No le importaba que los ignorantes la tacharan con epítetos que no la describían, porque al menos así ella se sentía protegida, todos desconocían su desmesurada delicadeza.
Ella no quería ser prisionera de la rutina, no obstante era presa de su libertad. 
Para ella su mundo onírico prevalecía ante el real, jamás cesaría de soñar, era su mejor forma de evasión. Dormía poco, pero soñaba mucho, ella tenia demasiada conciencia para poder dormir plácidamente , eso se lo dejaba a los mortales que la rodeaban y se resignaban .
Se definía a si misma como una inhumana, no quería tener nada que ver con el resto de Hombres que habitaban el planeta y que destruían todo lo que creaban, ella pertenecía al Universo.
Era una idealista nata que no cesaba de hacerse preguntas y cuestionar hasta lo más evidente, su máxima ambición era coleccionar quimeras.
El mayor placer de su vida consistía en hacer  todo lo que la gente y la falsa moral de la sociedad le prohibían. 
Cerraba sus ojos para poder ver con claridad. 
Para no llegar a perder la razón prefería vivir en su ficción, perdida entre las nubes contando estrellas y empachándose con grosellas...

2 comentarios:

  1. Es una de las descripciones más inteligentes que he leído, no solo porque me describe si no porque es hermosa la forma en la que lo redactas.

    Saludos!!!

    ResponderEliminar