viernes, 28 de octubre de 2011

TROPEZAR DOSCIENTAS VECES CON LA MISMA PIEDRA.

Dicen que el Hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra.
Yo ya me he tropezado doscientas veces con la misma . 
Lo peor de todo es que el problema no está en tropezar si no en que te guste la piedra. A mi más que gustarme, me encanta...
La culpa es mía, porque nunca escucho a los que me quieren y me aconsejan, ignoro sus advertencias y luego me lamento desconsoladamente.
Pero hoy un amigo (de esos que te dicen las cosas que no quieres oír), dijo algo que me ayudo a abrir los ojos: " Yo prefiero estar solo a rodeado de tontos".
Nos quejamos, pero siempre tenemos lo que buscamos, las consecuencias de nuestros actos marcan nuestro destino.

1 comentario: