jueves, 7 de julio de 2011

IMPUDICA CONFESION EN TERCERA PERSONA.

En medio de ese terrible caos, entre todos esos automoviles, el bullicio, la contaminacion, los chillidos, el ruido de bocinas, se encontraba ella, totalmente distante y pasiva, con la mirada perdida en un punto fijo.Parecia que fuera sorda o ciega, como si estuviera a miles de kilometros de ahi, no le importaba estar debajo de la garua, era como si las gotas de lluvia no pudieran mojarla. Tampoco le afectaban los vulgares piropos de los conductores o transeuntes que pasaban a su lado y la miraban de manera lubrica. Su rostro y sus ropas delataban que era extranjera y llamaba la atencion. Estaba inmersa en sus pensamientos, en una especie de burbuja que se habia convertido en un micro universo en el cual solo habia un habitante y era ella. No podia dejar de pensar, en lo que le habia dicho su amigo frances, mientras que ella comia un inmenso pedazo de tarta de chocolate , esperando a que todas esas calorias llenaran el vacio que le habia dejado la crisis existencial por la que estaba atravesando. El la miro a los ojos y le dijo: "la vida es como un libro, cada acontecimiento es una pagina, una vez que cambias de pagina, ya no puedes volver atras..." Ella no habia podido pasar pagina, asi que decidio empezar un nuevo libro y huir a miles de kilometro, para olvidar, para empezar de cero. Pero por puro capricho del destino, o por mera casualidad, esa pagina del pasado la siguio , la alcanzo a miles de kilometros y se convirtio en su presente.Ella creia que habia superado la adiccion a ese juego autodestructivo, pero en unas decimas de segundo, todo volvio a desequilibrarse.Con una sola mirada y sonrisa el juego volvio a reanudarse, todos los recuerdos esfumados volvieron a aparecer. La feroz lucha por saber quien era el sometido , era un estallido de endorfinas que le hacia sentirse viva pero al mismo tiempo la lastimaba, se podia resumir con esta frase:" me duele pero me gusta". Por mas que intentaba autoconvencerse no podia evitar ser una masoquista moral, para ella sin dolor no habia placer. Por eso siempre recreaba las mismas situaciones y buscaba a hombres con el mismo patron que el... Ella rehizo su vida decenas de veces, sintio cariño por otros mientras el se desvanecia, pero no podia evitar recordarlo. Nada de lo que habia planeado se habia cumplido, su epoca de relax habia sido demasiado intensa. Quizas ella provocaba esas situaciones extremas, porque solo asi era feliz. Vivir al limite era lo unico que la podia complacer, eso explicaba porque en un lugar lejano, donde era una desconocida habia producido exactamente las mismas situaciones y escogido el mismo rol que en su entorno habitual. Podia huir de todo y todos, salvo de ella misma y al parecer su peor enemigo era ella... Se habia querido creer la historia del cambio, de la apresurada madurez, habia inventado esa enorme falacia que no tenia sentido, ni bases firmes, la cual justificaba siempre diciendo: "me conviene, el me va a calmar". Pero por fin se dio cuenta, que la vida no se basaba en conveniencia, que ni queria ni buscaba eso. Ella se habia ido para encontrarse a si misma, pero estaba mas perdida que nunca... Miles de dudas, tribulaciones, incongruencias se amontonaban en su mente. Esa mania suya, de querer tener todo bajo control, la estaba desquiciando, al menos algo habia aprendido y es que las cosas nunca salian como habia planeado. La mejor solucion era olvidarse de las inseguridades y dejarse llevar por el instante que tenia delante. A partir de ahora se limitara exclusivamente  a vivir el presente, se olvidara del pasado y del futuro... 


                                    CARPE DIEM

No hay comentarios:

Publicar un comentario