miércoles, 23 de marzo de 2011

SIEMPRE NOS VOLVEMOS A ILUSIONAR

Siempre hay un momento en que parece que la vida se nos simplifica, volvemos a leer a nuestros poetas favoritos y dejamos de consultar las lineas de la mano, siempre  nos volvemos a ilusionar...
Ella habia perdido la esperanza, se habia dado por vencida, ya estaba mentalizada, los principes azules no existian, eran solo cuentos para niñas tontas. Tampoco le importaba demasiado, porque ella era autosuficiente, no necesitaba a nadie para sentirse realizada.
Pero de repente en el momento mas inesperado y mas inoportuno, se cruzo con el... Aunque suene a topico, el parecia distinto, no debia ser como todos los demas, el siempre conseguia sacarle una sonrisa o una carcajada y cuando el la besaba ella se sentia la mujer mas especial del mundo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario