martes, 15 de febrero de 2011

UNA DICTADURA MENOS.

Egipto se acaba de despertar, tiene un nuevo punto de partida después de haber obligado a Hosni Moubarak a tirar la toalla. Dieciocho días de intensas manifestaciones para desechar treinta años de poder que han terminado con un régimen descompuesto.
Les egipcios contestatarios no le han dado la posibilidad a Moubarak de terminar su mandato.
La resistencia del pueblo egipcio y su voluntad férrea por   deshacer el símbolo del régimen terminó superando la cabezonerìa de Moubarak, que pese a todo, contó con la lealtad del ejército, hasta el final.
Después de múltiples festejos, los egipcios que han conquistado la libertad deben pensar ahora en su porvenir. El consejo militar que dirige a partir de ahora el país, encabezado por el ministro de defensa  Mohammed Hussein Tantaoui se ha comprometido con la transición... El ejército ha prometido una transición pacifista hacia un gobierno civil electo y ha indicado que respetará todos los tratados regionales e internacionales.
Los egipcios son libres. Ahora solo tienen que organizar esa libertad y dotarse de instituciones competentes para evitar cualquier retorno hacia el autoritarismo y la autocracia.
Una dictadura ha caído, ahora  tenemos que luchar por la libertad de Corea del Norte ( Kim Jong-il), Zimbabwe ( Robert Mugabé), Cuba ( Castro), Libia (Ghadafy), Birmania ( Than Shwe), Sudàn ( Al Bashir), Irán ( Ahmadinejad), etc...
Desgraciadamente , muchos litros de sangre tendrán que ser derramados en estos países para que puedan alcanzar la democracia y la libertad.
No olvidemos que Egipto hoy es libre, pero que esta libertad le ha costado la vida a dos cientas noventa y siete personas y ha habido alrededor de tres mil heridos.
Aunque la esclavitud se aboliera hace siglos la libertad sigue teniendo un precio muy caro...

No hay comentarios:

Publicar un comentario