lunes, 14 de febrero de 2011

SUPER HEROINA O SUPER VILLANA?

No sé como lo hago pero siempre acabo con engreídos, vanidosos, infieles con el ego más grande que su pene. Me seducen o quizás tenga un imán hacia todos los chulos que no respetan a las mujeres. Incluso sabiendo que son dañinos para mi no puedo evitar terminar con ellos, rechazo a los buenos chicos y me quedo con los capullos, altaneros y mujeriegos. No existe explicación lógica para esta bizarra e irracional atracción... Me lo tomo como un reto, peco de ingenua y creo que voy a lograr cambiarles, pero lo que está muy claro es que la gente nunca cambia.
Y una vez que descubro que aunque estén conmigo siguen siendo igual de inútiles y terminan tratándome como a todas las demás, monto en cólera y decido darles una lección( una lección que no suelen olvidar jamás)...
Ingenio planes tan retorcidos que muchos han terminado traumatizados, aunque parezca extremista, lo único que quiero es equilibrar la justicia y que espabilen, que se den cuenta que a las mujeres hay que venerarlas y apreciarlas.
La cuestión es que según la perspectiva de cada uno, se ven las cosas de manera divergente, para muchos soy una especie de justiciera que fustiga a los  malvados hombres que juegan con las mujeres, para otros una tía pérfida y cruel que se divierte lastimando.
Soy ambas cosas, todo depende del momento y de la persona.  
Al fin y al cabo ni los buenos son tan buenos ni los malos son tan malos, nada es absoluto y todo es relativo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario