miércoles, 2 de febrero de 2011

Los Rodriguez (Andrés Calamaro) - Dulce Condena - Sin Documentos - 1993



Cada vez que toco un poco fondo, cada vez que el
tiempo vuela, un recuerdo más que pasajero,
otra ilusión que llega. Cada
corazón merece una oportundidad, y
está perdida, sola en medio de la ciudad.
Soy el que lo piensa por los dos, hasta que sale
el sol.

Cada sensación o sentir vulgar, una sola
cosa, un solo lugar, un recuerdo más que
pasajero. Será como empezar otra vez de
cero.

Cada corazón merece una oportundidad, y
está perdida, sola en medio de la ciudad.
Soy el que lo piensa por los dos, hasta que sale
el sol.


No importa el problema, no importa la
solución. Me quedo con lo poco que queda,
entero en el corazón. Me gustan los
problemas, no existe otra explicación, esta
sí es una dulce condena.

Cada vez que toco un poco fondo, cada vez que el
tiempo vuela, un recuerdo más que pasajero,
otra ilusión que llega. Cada
corazón merece una oportundidad, y
está perdida, sola en medio de la ciudad.
Soy el que lo piensa por los dos, hasta que sale
el sol.

No importa el problema, no importa la
solución. Me quedo con lo poco que queda,
entero en el corazón. Me gustan los
problemas, no existe otra explicación, esta
sí es una dulce condena, una dulce
rendición. Cada sensación o sentir
vulgar, una sola cosa, un sólo lugar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario