miércoles, 22 de diciembre de 2010

MON CHER ET TENDRE THIBAULT

Ultimamente no paro de quejarme y decir que todos los hombres me producen nauseas, no obstante hay excepciones, una de ellas es Thibault.
Thibault tiene todas las cualidades para ser un hombre perfecto, es extremadamente inteligente y culto, es profesor de economía. 
Tiene un gusto exquisito y entiende de arte, en sus ratos libres es un pintor muy talentoso.
Es un auténtico dandy,  demuestra con cada una de sus acciones su superioridad intelectual y social. Me encanta cuando cita a Nietzsche o Keynes, no obstante no es nada pedante ni soporífico, su conversación siempre es amena e interesante. Me hace recordar,porque adoro Francia,  él encarna con mucha elegancia ese lado decadente y revolucionario de los galos.
Lo más increíble de todo, es que pese a lo serio y correcto que puede parecer a primera vista es en el fondo un provocador nato.  El intelectualismo moral y la provocación como recurso creativo lo definen a la perfección. 
Tiene un sentido del humor especial que solo gente inteligente puede apreciar, me divierte su lado vehemente. 
Creo que lo que más me gusta es que  me reflejo en él, yo sería como él si fuera hombre. Tenemos cosas en común, ambos somos perversos, arrogantes y dominadores. Nos gustan los excesos y las obras del depravado Marques de Sade... 
Cada vez que leo un mensaje suyo, en mi cara se dibuja una sonrisa...

No hay comentarios:

Publicar un comentario