domingo, 14 de noviembre de 2010

QUISIERA SER LLUVIA

Desde esta mañana no para de llover...
Ya no me aburro...
Me quedo absorta observando las gotas que golpean mi ventana...
Las gotas que caen del cielo son como mis lágrimas, alivian mi aflicción y purgan las impurezas de mi alma...
La lluvia se apropia de mi ser...
En las gotas de lluvia mis dudas huyen...
La lluvia hace que crezcan las flores pero también las emociones...
La delicadeza que las gotas engendran sin esfuerzo ni intención acrecienta mi inspiración...
Junto a las gotas de lluvia , mis lágrimas provocadas por vetustos sentimientos se secan...
Cuando veo como cae la lluvia, me siento menos sola, porque sé que el cielo llora conmigo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario