sábado, 30 de octubre de 2010

SOY FRAGIL Y QUE?

He hecho de todo para creerme muy fuerte.
Pero he perdido más de mil veces el norte.
Frente a la vida mi alma se intenta evadir.
Me siento tan frágil...







Nuestra sociedad nos induce a mostrar nuestra seguridad y dureza pero a esconder nuestra vulnerabilidad. Nos obligan a ser ultracompetitivos, debemos ser siempre los más fuertes, reprimir nuestra fragilidad, puesto que la asimilan con debilidad. No obstante, más vale que nuestra sensibilidad y fragilidad estén a flor de piel... Ser frágil, vulnerable no es ningún defecto sino una virtud que demuestra humanidad.Nuestra vulnerabilidad, lejos de ser una simple e irremediable debilidad, es en muchas ocasiones el motor de cualquier expresión o emoción .Como decía David Viscott: " Aceptar nuestra vulnerabilidad en lugar de tratar de ocultarla es la mejor manera de adaptarse a la realidad."De nuestras fragilidades nacen nuestras diversidades, nuestras posibilidades , nuestras fuerzas. Creo que ha llegado el momento en el que tengo que dejar de esconder mi fragilidad y empezar a permitirme ser vulnerable...

No hay comentarios:

Publicar un comentario