domingo, 3 de octubre de 2010

Comer de su mano hasta morir envenenada


ELLA: X, detente, no te vayas. O si te tienes que ir, déjame ir contigo.

EL: Aprecio tu interés.

ELLA: No, no lo aprecias. Nunca aprecias nada que se relacione conmigo. Pero no me importa... Por lo que sea que estés pasando, quiero estar contigo.

EL: Hablamos sobre esto, no eres mi novia.

ELLA: Pero yo soy yo y tú eres tú... Somos X y Soraya, Soraya y X. Lo peor que hayas hecho jamás, el pensamiento más oscuro que hayas tenido... No importa, yo estaré contigo a través de cualquier cosa.

EL: ¿Por qué harías esto?

ELLA: Porque te quiero.

EL: Todo es demasiado malo, no quiero lastimarte más. ( se va)

ELLA: Pensaba que diciendole, que le quiero todo cambiaría, pero él fue, es y será un egoísta desalmado. Unicamente una masoquista como yo puede amar a un narcisista como él...

No hay comentarios:

Publicar un comentario