miércoles, 4 de agosto de 2010

TU SILENCIO


Cuando el silencio excluye el significado de las palabras, el diálogo se convierte en víctima de lo absurdo. Creía que nada podría dañarme más que tus palabras, pero me confundí, tu silencio me duele.
Me dijeron una vez que tenemos que endosar la responsabilidad de nuestras palabras y de lo que provocan nuestros silencios... Hay silencios más elocuentes que las palabras.
El silencio es traicionero, incierto, perplejo. Me pierdo en tu silencio... No sé si es un indicio de tu cruel indiferencia o de tu distancia hiriente. No obstante,al mismo tiempo la omisión de tus palabras me crea ilusiones, esperanzas y me permite seguir viviendo en mi mundo onírico.
Ya no tengo nada más que decirte, aparte de que guardes tu silencio que yo guardaré mis palabras, guarda tu amistad que yo guardaré mi dignidad.
Me quemo sola, en los brazos de otros , que no saben ni sabrán jamás como romper el silencio que has tatuado en mi alma.
¿ Y qué pasa si te lo confieso? No pasará nada, porque una vez más seguirás siendo fiel a tu silencio...

No hay comentarios:

Publicar un comentario