viernes, 13 de agosto de 2010

SER UN GRAN ABOGAD@


Las malas acciones están omnipresentes en el día a día. Un juicio nunca termina como el juez prevé... El criminal es mi semejante, todas las pulsiones que hay en él, están virtualmente en mi! El abogad@ debe comprender todo tipo de situaciones. La profesión de letrado permite asumir el lado humano de todos los hombres, culpables o inocentes. Dicen que algunos criminales son monstruos, pues los grandes juristas son aquellos que defienden a los monstruos más espeluznantes. Uno no se hace abogad@ para defender a las buenas personas... No obstante desde un punto de vista axiológico , un buen abogad@ siempre debe tener honor , hay ciertas cosas que no debe hacer jamás... Cuando hay linchamiento siempre me posicionaré del lado del linchado. Hay límites que no deben sobrepasarse: nunca actúes ni digas nada en contra de tu voluntad o principios. Y no hay que olvidar que todo el mundo tiene derecho a la presunción de inocencia...

No hay comentarios:

Publicar un comentario