lunes, 26 de julio de 2010

DECADENCIA


Extractos de textos que he leído y me han hecho reflexionar:

El Capital y el objeto muerto imperan por doquier. La información veraz se difumina en océanos de banalidad. El mal se acumula, el deseo se ahoga y la vida se pudre.

El ser humano no puede evitar tener solo pensamientos vanos y
transitorios, pues su realidad y existencia mismas son vanas y transitorias. Solo en sueños y fantasías puede aspirar a lo eterno, que jamás le perteneció ni le pertenecerá. La eternidad es anhelada por el hombre debido a que no puede poseerla, si la tuviera la despreciaría.
El anatema eterno del deseo es lo único que tenemos, su ausencia es una entelequia vacía, y no merece ser vivida.
La única solución es huir para no tener que contemplar la perdida de la dignidad humana absoluta en manifestaciones masivas de júbilo fuera de contexto.

1 comentario:

  1. Tu "post" da para pensar, es interesante pero solo en sueños y fantasías la Humanidad puede aspirar a la felicidad.
    Besos

    ResponderEliminar